.::Odontogénesis ::.

articulos

El tratamiento de endodoncia es la extracción de la pulpa del diente, un tejido pequeño en forma de hilo en el centro del diente. Una vez que se retira lo dañado, pulpa enferma o muerta, el espacio restante se limpia, se forma y se llena. Este procedimiento sella el conducto radicular.

LA ENDODONCIA SALVA TU DIENTE

Hace años, se eliminaba todo el diente con pulpas dañadas o enfermas. Hoy en día, el tratamiento de conducto salva dientes que de otra manera se perderían. Las causas más comunes de daño pulpar o la muerte de esta son:

Un diente roto

Una cavidad profunda

Una lesión a un diente, tal como un golpe severo, ya sea reciente o en el pasado.

Una vez que la pulpa está infectada o muerta, si no se trata, se puede acumular en la punta de la raíz en el hueso de la mandíbula formando un absceso. Un absceso puede destruir el hueso que rodea al diente y causar dolor.

El tratamiento de endodoncia consta de varios pasos que tienen lugar durante varias visitas al consultorio, dependiendo de la situación

Duración de un diente restaurado con endodoncia

Los dientes tratados y restaurados pueden durar toda la vida con el cuidado adecuado. Debido a que la caries dental todavía puede ocurrir en los dientes tratados, una buena higiene bucal y exámenes dentales regulares son necesarios para evitar más problemas.

Los dientes de raíz tratados pueden llegar a ser frágiles y son más propensos a la fractura. Esta es una consideración importante a la hora de decidir si la poner una corona o llenar un diente después de un tratamiento de endodoncia.

Para determinar el éxito o fracaso de un tratamiento de conducto, lo que más depende es el método de comparar radiografías nuevas con las tomadas antes del tratamiento. Esta comparación mostrará si el hueso se sigue perdiendo o se está regenerando.

Por lo general el tratamiento de endodoncia es todo un éxito, por supuesto depende en gran medida la calidad de la clínica y el especialista.

La evidencia temprana del desgaste del esmalte puede ser difícil de ver
Hay algunos indicios muy específicos de erosión dental producidos por los efectos de los ácidos alimenticios que hay que tener en cuenta.
PRIMEROS INDICIOS DEL DESGASTEDEL ESMALTE.
Dado que no puede verlos o sentirlos al principio, un dentista puede identificar con más precisión la evidencia temprana del desgaste del esmalte. Aquí se muestran algunos síntomas que hay que tener en cuenta.
Un aspecto redondeado de la superficie del diente
Dientes amarillos descoloridos o apagados
La aparición de dientes finos porque el esmalte se vuelve más débil y la dentina subyacente empieza a mostrarse
INDICIOS DE FASE TARDIA DEL DESGASTE DEL ESMALTE.
Un diente descolorido o dientes en los que aparece una mancha oscura o amarilla
Dientes transparentes que parecen brillantes o "de cristal", particularmente alrededor de los bordes de mordida
Pequeñas grietas o aristas alrededor del borde de mordida
Una sensibilidad que es más grave como resultado de pequeñas mellas que se han formado en la superficie del diente y el aumento de la exposición de la dentina subyacente
En última instancia el desgaste del esmalte puede provocar erosión dental y pérdida irreversible del esmalte dental.Si se ignora, puede necesitar tratamiento de su dentista para restaurar y proteger los dientes afectados. En casos muy extremos, el daño causado puede implicar la extracción de los dientes afectados.

Bruxismo es un acción anormal e inconsciente que consiste en apretar y rechinar los dientes, principalmente durante la noche; éste movimiento puede llegar a ser tan fuerte que el sonido que produce es capaz incluso de perturbar a los compañeros de habitación.

Este trastorno afecta tanto a adultos como a niños y aunque no es una afección peligrosa, puede provocar lesiones permanentes en la dentadura, dolores de cabeza, de oído y dolor e inflamación en la mandíbula.

 

¿Por qué ocurre?

 

Se desconoce qué es lo que produce el bruxismo, sin embargo, se cree que existen numerosos factores emocionales y físicos que contribuyen a desarrollar esta actividad neuro-muscular; algunos de estos factores son el estrés, los desordenes del sueño, mordidas inestables, malas posiciones dentarias y la ausencia de dientes.

El diagnóstico puede establecerse en una visita de revisión rutinaria con el dentista, quien detectará el desgaste de las piezas; en el caso de los adultos es común que este hábito pase desapercibido por un largo período de tiempo.

 

Tratamiento

 

Los expertos coinciden en que el tratamiento para este desorden debe ser integral y multidisciplinario, de mutuo acuerdo entre el odontólogo y el psicólogo; previo a iniciarlo, se recomienda tratar de detectar que es lo que lo está ocasionando.

Existen diversos tipos de tratamiento; que abarcan el odontológico, psicológico, farmacológico, terapia física, concientización y acupuntura; cada uno depende de las características y sintomas individuales manifestados por el paciente.

Qué debería usted saber sobre el rechinar de los dientes

¿Alguna vez se despierta con dolor de maxilar o de cabeza, o un chasquido al abrir y cerrar la boca? En ese caso, es posible que usted rechine los dientes por la noche. El rechinar de los dientes no necesariamente deriva en un problema dental grave, pero en los casos graves puede causar mala alineación de los dientes, que favorece la enfermedad de las encías.

El rechinar de dientes, también denominado bruxismo, ocurre con mayor frecuencia por la noche. Si bien a menudo se relaciona con el estrés, el bruxismo puede ser causado por trastornos del sueño o problemas mecánicos de los dientes, tales como dientes faltantes o quebrados, o una mordida no alineada.

Es importante informar a su dentista si usted piensa que hace rechinar los dientes, para que pueda prestar especial atención a los signos de daño del esmalte dental. Muchas personas tienen bruxismo leve, que no requiere tratamiento específico, pero si es grave, el dentista puede darle una placa de descanso para usar por la noche, a fin de proteger los dientes y ayudar a prevenir daños ulteriores.

Si el bruxismo se debe a problemas físicos tales como dientes mal alineados o quebrados, el dentista podrá hacerle algunas sugerencias sobre cómo corregir esos problemas mediante coronas o frenillos, u otras técnicas que pueden contribuir a resolver el rechinar de dientes. Si el bruxismo es causado por estrés, es importante tratar de identificar los agentes estresantes y buscar formas de relajarse, incluso mediante terapia física específica de los maxilares, meditación y ejercicio. Para algunas de las personas que rechinan los dientes, los relajantes musculares ayudan a controlar el problema.

En algunos casos, el rechinar de dientes no se debe a estrés o mala alineación de los dientes. El bruxismo puede ser un efecto secundario de trastornos neurológicos tales como la enfermedad de Huntington y la enfermedad de Parkinson. Ciertos tipos de medicamentos psiquiátricos, incluso agentes antidepresivos, también pueden causar bruxismo.

La profilaxis o limpieza dental consiste en la remoción de placa bacteriana y cálculos de sarro formados alrededor de los dientes, este tratamiento puede realizarse según el caso, con instrumentos manuales con ultrasonido u otro instrumento electromecánico.

Es importante mantener controles periódicos para lograr una boca sana y una sonrisa saludable, visítanos cada 6 meses y realiza técnicas de cepillado correctas con un buen cepillo dental (blando y de cabezal pequeño). Las pastas dentales también son de buena ayuda porque nos permiten mantener un aliento fresco y una coloración dentaria saludable.

Una limpieza correcta nos permite lograr un blanqueado natural de los dientes, porque la sola presencia de la placa bacteriana y el sarro hace que los dientes se vean más amarillentos ya que se pigmentan con las comidas, bebidas y sobretodo con el tabaco.